Defensa personal

La defensa personal es la utilización de los recursos físicos disponibles, así como el uso correcto y efectivo de las técnicas y del entorno, para repeler un ataque de uno o varios individuos armados o desarmados. El objetivo es ser capaces de reaccionar de manera efectiva ante una posible agresión gracias al conocimiento de nuestro cuerpo, el medio en el que nos desenvolvemos y las múltiples opciones que esto nos otorga. El beneficio es la sensación de seguridad que nos otorga el poseer conocimientos de defensa, que se proyecta en una mayor tranquilidad ante posibles adversidades.

Defensa_personal

Un ataque efectivo depende de la sorpresa.
Una defensa efectiva depende de la formación.
La impecabilidad de las acciones es resultado del cálculo adecuado.
La fuerza para seguir es resultado de la preparación.

Kung Fu en una Taza de Té

top